TwitterFacebookRSSEmail


Miércoles - 24.Mayo.2017

Ranas, conejos y pruebas de embarazo

(16/03/2009)

Durante siglos, un embarazo o su ausencia podían cambiar la historia de un país, el futuro de una dinastía o costarle la vida a una reina. Pero, ¿como saber con seguridad si una mujer estaba embarazada? Hace menos de un siglo, ranas y conejos comenzaron a dar la respuesta. 

La amenorreao ausencia de menstruación puede tener múltiples causas además del embarazo. Pero comprobar si se esta embarazada puede ser crucial en algunas circunstancias. El primer método para intentar averiguarlo data del 1350 antes de Cristo. Fueron los egipcios quienes propusieron orinar sobre semillas de trigo. Si germinaban era porque la mujer estaba embarazada. Por extraño que parezca, el método parece  funcionar con una eficacia cercana al 70%.  
 
En realidad, todos los métodos, incluido el egipcio,  se basan en los grandes cambios hormonales que causa el embarazo. Sin embargo, las hormonas  como tales no fueron descubiertas hasta principios del siglo XX por lo que no hubo avances importantes durantes mas de 3.000 años. En los primeros años del siglo XX se fueron descubriendo más y más hormonas y se identificaron las asociadas al embarazo. Una fundamental era la  gonadotropina coriónica humana  que, junto con otras, prepara las condiciones necesarias para el crecimiento del feto.  Es generada por cerebro y la placenta de una mujer embarazada. Y, algo crucial, es eliminada a través de la orina. 
 
 
Embrión humano de cinco semanas y unos 10 mm. Fuente: Wikipedia
 
 
Dado los mecanismos del sexo y el embarazo son antiguos y compartidos por muchos seres vivos. ¿Que efecto tendrían las hormonas humanas sobre otros seres vivos? Por extraño que pueda parecernos, tan pronto como se empezó a entender el proceso, se iniciaron los ensayos con animales. Básicamente consistían en  inyectarles orina de mujeres embarazas y ver sus efectos. El primero test fue desarrollado en 1928 por dos investigadores alemanes,  Aschheim y Zondek, y utilizaba ratones femeninos inmaduros. Si sus ovarios aumentaban de tamaño, la mujer estaba embarazada. Era muy fiable aunque implicaba un procedimiento complicado incluyendo la muerte del animal. Apenas tres años después, Maurice H. Friedman propuso utilizar conejos ya que la respuesta era más fiable y podía conseguirse en menos tiempo. Pero lo que no cambiaba es que los animales debían ser sacrificados para examinar sus ovarios.
 
Una alternativa algo más humanitaria, la conocida "prueba de la rana", fue  propuesta por Lancelot Hogben  en 1939. La inyección de orina provocaba la emisión de huevos en ranas o sapos femeninos o de espermatozoides en los machos. Este método, además de fiable y rápido, no implicaba la muerte de los animales. Y durante varias décadas fue la mejor alternativa.
 
En realidad, lo que se necesita era un procedimiento para detectar la hormona en la orina. Todos los métodos anteriores se basaban en los efectos biológicos que una pequeña cantidad de hormona era capaz de producir. Para detectarla directamente fue necesario esperar a que los avances en biología permitiesen desarrollar un test basado en reacciones químicas. Esto fue posible a principios de los años 60 y desde entonces se han sucedido diversas mejoras hasta terminar en los sistemas actuales basado en el uso de anticuerpos que se enlazan con la hormona. Seguro que los animales lo agradecen tanto o más que los humanos.  
 
Etiquetas: biología, historia
Visitas: 112884

Comentarios




¿Deseas recibir notificaciones de futuros comentarios?

Los cometarios serán validados por el administrador antes de aparecer en la web.



carlos el 16/09/2015:

tacho

ningunoooo el 02/12/2012:

es facil...

anónimo el 19/07/2011:

la prueba de la rana se utilizó hasta en los 60, una de mis tias lo empleo, pero la manera era otra, le daban de beber el orin al sapo y si se moria estaba embarazada y eso te lo recetaba el médico, y cuando la menstruación no te venía y no estabas preñada te daban de tomar una hierba conocida como "mil hombres" y te venía luego con ganas

anónimo el 17/04/2011:

los animales no tienen la culpa de nacer en es estado absurdo y yo pido apoyo por essos animales

Dato salud el 20/08/2010:

Sin los animales....quizas a quien le habria tocado...aceptar tales pruebas....no quiero ni pensarlo...

Norma el 27/03/2009:

ja, ja, qué cosa más interesante. La verdad es que a mi no me hubiera agradado que me inyectasen orina humana... waaa! qué métodos tan extraños, pero que ingeniosos; digo, descubrir a un conejo le crecen los ovarios al inyectarle orina... shhh, no es algo fácil... Que genial! Gracias por tu información!

lau el 16/03/2009:

y a mi que lo de la "prueba de la rana" me sonaba a leyenda de abuela y ahora resulta que fue un mñetodo científico..! wow

Interesante

Amazings

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar