TwitterFacebookRSSEmail


Martes - 27.Junio.2017

Estás en: Opinión

Por el derecho a opinar en internet

(10/06/2011)

Por una vez, una entrada que no es propia. Es una anotación del blog Enchufa2 de los amigos Iñaki y Almudena. Una entrada donde se recoge un video de unos de muchos videntes que podemos ver en algunos programas de nuestra triste televisión. Pero, además, es un video por el que han recibido una amenaza de denuncia por difamación. Desgraciadamente, este tipo de amenazas se han convertido en arma sencilla y barata para intentar acallar las criticas en Internet. Porque un programa de televisión tiene recursos para protegerse pero un bloguero normal prefiere no complicarse tanto la vida. No tiene ni el tiempo ni el dinero que le sobra a estos personajes. Si mostrar el "trabajo" de Sandro Rey, si transcribir literalmente el contenido de uno de sus videos, es un daño para su reputación creo que debería reflexionar sobre el daño que esta causando a las personas que acuden a él. A continuación, la anotación integra en solidaridad con Almudena e Iñaki.



-----------------------------------------------------

Esta es la transcripción de un fragmento de vídeo visto este miércoles en el Intermedio (minuto 2’5”).  En ella, una mujer (presumiblemente anciana) llama al programa nocturno del vidente Sandro Rey de La Sexta, para preguntar por la salud de su nieta. Se produce entonces la siguiente conversación:



—Hola, buenas noches.
—Hola buenas noches.
—¿En qué le puedo ayudar señora?
—Pues quería saber por la salud de una nieta.
—La salud de su nieta… hombre, aquí lo que más salen son alergias e insuficiencias respiratorias. ¿Cómo se llama usted?
—Yo soy Leo.
—Pues lo que veo más es cansancio físico o psíquico, o sea, “farta” de oxígeno, alguna alergia, algún problema en las vías respiratorias, las fosas nasales, faringe, bronquitis… eso es lo que yo le veo a esta nena. Pero no le veo nada malo, es pasajero, o sea…
—No, no, no… la niña no tiene eso eh, nada de eso.
—Bueno, eso es lo que yo estoy viendo.
—No, no, no, no.
—¿Qué tiene la niña?
—La niña tiene una enfermedad que le llaman Crohn, el Crohn. Y alergia no tiene ninguna.
—Sí… bueno, piense que… pero piense que esa enfermedad le crea una insuficiencia respiratoria. Eso no lo digo yo, lo dicen los doctores de…
—De momento no la tiene.
—Bueno, esa enfermedad, normalmente, los doctores de este país lo saben, crea a medida que va pasando el tiempo una insuficiencia respiratoria y las defensas al estar muy débiles también crean alergias, alergias internas-externas, o sea… Esa es la enfermedad que usted dice que tiene esa nena. Pues muy bien, pero deriva, deriva… o sea, lo que yo digo estoy diciendo es deriva. Y ella, aunque ahora no lo tenga no quiere decir que no lo vaya a tener pero yo, a la nena, lo que sí le recomiendo es que la pongáis en manos de un buen homeópata.



Es decir, que el tipo le diagnostica a la nena alergia, insuficiencias respiratorias, cansancio físico, cansancio psíquico, falta de oxígeno, problemas en las fosas nasales, la faringe, bronquitis… todo ello pasajero. Y cuando la nena resulta tener una enfermedad crónica intestinal este señor insiste en que ha acertado ¡y le recomienda acudir al homeópata! Desde luego, el que no se consuela es porque no quiere. Por no hablar de su total desconocimiento de la enfermedad de Crohn  o las alergias (más le vadría tener un buen acceso a Google y dejar de darle vueltas a la dichosa bolita). Quizás su único acierto (pura poesía) haya sido afiliarse tan oportunamente con esos timadores reconocidos. Habría que incluir una advertencia de este tipo en los medicamentos homeopáticos:



 

Es de chiste y tendría muchísima gracia si no fuese tan real. Hay gente, especialmente la más vulnerable, que confía verdaderamente en estos estafadores. Y lo malo no es que necesiten una palabra de consuelo y alguien se la proporcione. Supongo que alguien que llama a un programa así tiene una pregunta que no sale de su cabeza y sólo desea darle solución de forma positiva (si recibiese una mala noticia, la preocupación no se disiparía y eso lo saben bien los videntes timadores). Lo malo es cuando este consuelo pretende sustituir al consejo oportuno de un experto, suplantar al médico, cuando se atreve a dar diagnósticos y a sugerir tratamientos. Entonces pone en verdadero riesgo la salud de quien confía en él, a veces más que en su propio médico.

¿No se podrían prohibir este tipo de conductas? ¿denunciar al estafador por negligente en casos parecidos? Sería tan sencillo como obligarles a dar una respuesta estándar cuando se trate de temas médicos. Podría incluso estar grabada, una voz en off que resonaría en el plató automáticamente ante la llamada oportuna: “Las autoridades sanitarias advierten que este intrigante no está autorizado a estafarle en temas relacionados con su salud. Si busca consejo, hable con su médico”. A fin de cuentas, no creo que las cajetillas de tabaco sean mucho más perjudiciales que estos señores.

-----------------------------------------------------



El texto original con los comentarios puede verse aquí. 

Visitas: 10144

Comentarios




¿Deseas recibir notificaciones de futuros comentarios?

Los cometarios serán validados por el administrador antes de aparecer en la web.



anónimo el 19/07/2011:

no es solo en los blogs que atacan nuestras opiniones, es en todos lados, nos quieren hacer la guerra y para eso vale todo hasta ser ordinario, a mi me borraron posts en taringa y comentarios en foros y temas en otras comunidades todo porque a un fulano o sultano no quiere que lo desvanque como estrellita del momento por sus absurdad convicciones que no vienen al caso y te entiendo perectamente

anónimo el 14/06/2011:

En España estafar está muy bien visto, lo malo es criticar al estafador.

anónimo el 10/06/2011:

Totalmente de acuerdo con el texto. Con el permiso de esta página y de enchufados, lo copio en mi blog

Interesante

Amazings

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar