TwitterFacebookRSSEmail


Domingo - 24.Octubre.2021

Estás en: Astronáutica

Los cohetes globo

(20/04/2009)

Un globo puede considerarse como un deposito muy ligero que mantiene su forma gracias a la presión en su interior. Y un cohete necesita, como sea, ahorrar peso. Esto explica que algunos diseños iniciales de cohete no fuesen mas que finos globos metálicos. Y cuando algo iba mal, podía ir espectacularmente mal.

A mediados de los cincuenta, norteamericanos y soviéticos estaban enzarzados en una carrera doble. El objetivo era conquistar el espacio y, de paso, desarrollar los misiles balísticos que necesitan para bombardearse nuclearmente desde el otro lado del planeta. O viceversa. En cualquier caso, desarrollar estos cohetes no era nada fácil. La obsesión por reducir peso era similar a la necesaria para desarrollar un globo aerostático. Después de todo, para elevar un avión siempre es posible desarrollar un motor mas potente y con mas consumo aunque eso baje su autonomía. Pero un globo deber ser ligero o nunca conseguirá elevarse. Del mismo modo, un cohete debe ser suficientemente ligero o nunca podrá llegar a órbita ya que un motor más potente también consume mas combustible que es peso añadido a elevar. Así que construir depósitos grandes y muy ligeros era imprescindible. Y, simplemente, no se disponía de materiales adecuados. 


Un nuevo cohete, el Atlas, introdujo unos depósitos metálicos con una pared muy fina que ahorraban peso. Era tan, tan fina que su propio peso podia doblarla. Para evitarlo, se rellenaban con nitrógeno a unos 350 milibares de presión. Era un sistema efectivo, ligero pero un tanto "delicado". Si fallaba la presión, como en el siguiente video, el resultado era espectacular. (Nota: el vídeo indica por error, que es un cohete Thor)


Fuente: Youtube, vía  The space review.



A pesar del accidente que hemos visto, el Atlas fue un proyecto con gran éxito. Como misil balístico su vida fue muy corta , apenas seis años,  y se retiró en 1965. Pero gracias a este cohete llegaron a órbita cuatro de las misiones Mercury, las primeras que pusieron un astronauta norteamericano en órbita.

El Atlas I, y su sucesor el Atlas II, mantuvieron esta curiosa estructura hasta que, en 2004, fueron reemplazados por modelos más modernos pero mas pesados. Sin saber nada del diseño de cohetes me parece una pena. Fue el único cohete capaz de llegar casi de una pieza hasta el espacio. Los diseños actuales utilizan varias etapas que se desprenden una vez gastado el combustible*. El Atlas original despegaba con tres motores y solo se desprendían de dos de ellos mientras el tercero seguía impulsando el conjunto hasta órbita.  Es lo mas cerca que hemos estado de desarrollar un sistema SSTO  (Single Stage To Orbit) hasta ahora. Y todo, gracias a la imaginación y la tecnología de los años cincuenta. 

*Aunque hay un cohete en desarrollo, el Falcon I, que tiene una primera etapa que utiliza helio a presión para mantenerse rígido   en vuelo. Tal vez esta tecnología regrese……

 

Visitas: 14022

Comentarios




¿Deseas recibir notificaciones de futuros comentarios?

Los cometarios serán validados por el administrador antes de aparecer en la web.



Luis A. el 23/04/2009:

Es lógico que no se use mucha presión interna en el lanzamiento. Durante el ascenso se compensará con la disminución de presión exterior.

Ambros el 20/04/2009:

Las referencias que he encontrado indican una presión de 5 psi (Pounds per square inch) que es equivalente a los 350 milibares o un tercio de atmósfera aproximadamente. Naturalmente es una sobrepresión añadida a la atmosférica. Me he limitado a cambiarlo por una unidad mas cerca al uso corriente ya que se utiliza en los mapas de tiempo. Si que es cierto que es una sobrepresión pequeña utilizada para mantenerlo rígido cuando esta vacío. No tengo datos sobre la presión del deposito cuanto esta lleno y listo para el despegue. Un saludo Ambros

invitado el 20/04/2009:

Esa presión es correcta?.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar