TwitterFacebookRSSEmail


Lunes - 23.Octubre.2017

Estás en: Geología

Arsénico por compasión

(09/12/2008)

Concierto por Bangladesh  fue el primero de una larga serie de conciertos con fines filantrópicos. Apoyaba una iniciativa de  UNICEF y el Banco Mundial destinada a recaudar fondos para construir pozos y proporcionar agua para las cosechas de los campesinos de la zona. Desgraciadamente, esta buena idea tuvo inesperados efectos secundarios. Entre ellos, el envenenamiento masivo por arsénico de decenas de millones de personas.

En los años 1970, diversas hambrunas azotaron el este de la India y Bangladesh. Se sumaban a  epidemias causadas por agua superficial contaminada  que causaba 250.000 muertes infantiles cada año. La solución mas apropiada parecía ser la excavación de pozos. Y se excavaron pozos por millones. El concierto ayudo a recaudar fondos para esta tarea. Sin embargo, no se había estudiado el terreno en profundidad. Se tomo una decisión política con muy buenas intenciones pero sin suficientes estudios científicos porque ¿que podía haber de malo en excavar pozos para dar de beber a unos campesinos?

A principios de los años 90 empezaron a detectarse altos niveles de arsénico en  agua procedente de algunos pozos. Se desarrollaron diversos estudios mientras aumentaba la preocupación y la urgencia por conocer el alcance real del problema Las conclusiones fueron aterradoras. Alrededor del 40% de los pozos contenía niveles peligrosos de arsénico. Se filtraba desde el terreno al agua de los acuíferos y resulta tremendamente difícil de eliminar. Hoy en día se calcula que entre 20 y 60 millones de personas beben diariamente agua contaminada con niveles peligrosos de arsénico. Los efectos son múltiples, desde   diarreas y cefaleas hasta cirrosis o diversos tipos de cáncer.  UNICEF calcula que  Bangladesh tendra más de dos millones de afectados por enfermedades debidas al arsénico en los próximos cincuenta años.  La alternativa es volver al agua superficial contaminada con enfermedades como el cólera.

 


Mapa de distribución de los pozos contaminados. Fuente: Universidad de Harvard



¿Por qué recuerdo esto ahora? Creo que todavía estoy escandalizado por un vídeo con entrevistas a diputados españoles Simplemente no saben que es el CO2.  El tema ya ha sido comentado en detalle en varios blogs como El beso de la Luna, Por la boca muere el pez  y E-ciencia.

Una decisión bien intencionada puede ser tremendamente dañina si no se conocen bien sus consecuencias. Comprendo que los políticos no pueden ser grandes especialistas en ciencia. Pero probablemente esas mismas personas llamarían inculto a alguien que no hubiese leído El Quijote. ¿Acaso no podemos pedirles un mínimo de conocimiento sobre cultura científica?  No es un concepto tan complicado y llevamos muchos, muchos años hablando del efecto invernadero, de sus posibles causas y de los gases implicados. Lo peor es que estos mismos diputados son los que deciden nuestro futuro. Temas como nuestras futuras fuentes de energía, los limites de la investigación genética o como repartir los  fondos de investigación están en sus manos. Con tan escasos conocimientos es fácil que se limiten a repetir eslóganes según les dicte su partido. Solo nos queda rezar para que estos eslóganes sean minimamente correctos.
 

Visitas: 23287

Comentarios




¿Deseas recibir notificaciones de futuros comentarios?

Los cometarios serán validados por el administrador antes de aparecer en la web.



tu anciana abuela el 21/12/2008:

me temo que sabes de parlamentarios (al menos los españoles) tan poco como ellos de ciencia. En ningún momento van a hacer lo que sea beneficioso para el futuro del país, mucho menos del mundo. Lo unico que les importa es los resultados a corto plazo (tres meses es un larguísimo periodo para ellos). Apoyarán (de boquilla) cualquier proyecto que suene a políticamente correcto, pero no les pidas que se paren cinco minutos a reflexionar. En un país en que las listas las al congreso las fabrica el Gran Jefe, es con el Gran Jefe con quien tienen que quedar bien.

Ambros el 14/12/2008:

Creo que tienes razón. Pero si tengo que juzgar la política por lo que veo en las noticias me siento incapaz. En mi caso no es cuestión de paciencia. No puedo aceptar la idea tan habitual en política de "adaptar" la realidad para que encaje con mis planteamientos y posición iniciales y no al revés. Algo necesario en un tribunal de justicia pero no en día a día. La necesidad de criticar al contrario independientemente de lo que haga. Ni siquiera introduzco demasiado opinión en este blog por no andar polemizando continuamente. Sinceramente creo que no valgo para la política.

Brais el 13/12/2008:

Muy interesante, pero creo que te equivocas en la conclusión. Lo que debemos hacer no es rezar para que todo vaya bien en la política, sino participar activamente en ella. Algo que yo no hago, ni tengo paciencia para hacer, pero soy consciente de que debería. Un saludo.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar